jueves, 3 de enero de 2013

La falacia de la vida sana.



Estamos rodeados. No hay nada que podamos hacer.

Miren alrededor y podrán confirmar que no tenemos opción. De a poco están haciendo caer los últimos bastiones que aún nos quedan a los cultores del exceso y la vida “low bat”.

Comida? Debe ser sana, light y medida. Bebida? No exageres: 1 vaso (2 a lo sumo!) y listo. Sexo? Bien, gracias. Descanso y relax? Vade retro, Satanás! Pensar en una buena siesta o en un fin de semana dedicado a la fiaca es, hoy por hoy, lo más cercano a la apostasía.

Qué nos queda? Cuál es el último refugio del sibarita? (Aclaración: por “sibarita” me refiero a “gordo que le gusta comer rico y abundante”).

Las huestes de la vida sana, sacaron a los alimentos reales de las góndolas de los otrora ricos en hidratos supermercados e inundaron nuestras vidas con ideas subversivas (como llevar las verduras a la categoría de plato principal cuando todos sabemos que sólo son una mera guarnición, un adorno en el plato). No contentos con eso, han reclutado como agentes de control y  difusión a nuestras mujeres, quienes al grito de “No te parece que es suficiente?” tiran por tierra esos sublimes momentos dedicados a la cata continua e ininterrumpida de manjares reales.

Hace un tiempo se me ocurrió cuestionar el concepto de “somos lo que comemos”, no por el concepto en sí, sino por la teoría subyacente que considera que es mejor ser una berenjena que un chivito. Los comentarios que recibí me demostraron claramente que el exceso de vegetarianismo provoca incremento de la agresividad interpersonal.

Por otra parte, creo que llegó el momento de echar por tierra la teoría de que “salir a correr es bueno para la salud”. Créanme: yo lo intenté varias veces y nunca me sentí peor que después de correr algunas cuadras. Por otra parte, el arquetipo de los corredores son los maratonistas. Ahora, alguien vio a los campeones de maratón? Les da la imagen de una persona sana? Uno no sabe si darles la medalla o un suero.

La verdad es que no tengo nada en contra de los promotores de la vida sana e insulsa. Lo único que les pido es que no me comparen una buena parrillada con una ensalada completa.

Y para los que sigan insistiendo, tengo sólo un comentario: los Rolling Stones están vivos. Si eso no derrumba todas sus teorías, no tengo más nada que decir.

6 comentarios:

  1. Soy vegetariana, así que por las dudas no digo nada. Tengo miedo que me persigas con una tira de asado para cagarme a palos XD

    Jajjaj igual me hizo reír tu post. Eso de que cada vez hay cosas más sanas....bueh, "ponele" que son sanas. Nos creemos que SER es el Dios de lo light y en realidad sigue siendo la misma cagada que comerte un serenito. Pero SER suena que hace bien, boloh.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vegetariana? Y no me atacaste con virulencia? Vos estás comiendo hamburguesas a escondidas... reconocelo!

      En cuanto a la marca que mencionas, son tan insípidos que de ahí debe venir lo de "La insoportabe levedad del SER"

      Saludos!!

      Eliminar
  2. Si Huber toda la razón!!! Los Rolling Stones están vivosss!!!
    terminemos con toda esa falacia!
    Adhiero a tu campaña, si la hay!!!

    otra cosita, siempre me pareció sospechoso el Dr Cormillot, será un agente del Pentagono? será un extraterrestre?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay campaña! Soy un rebelde, es decir un opositor al régimen.
      Cormillot es una mentira: se considera experto en nutrición... ja! Qué tiene que ver con la nutrición un tipo que te SACA la comida??
      Fijate estos posts:
      http://pensandofuerteyclaro.blogspot.com.ar/2009/07/vade-retro-nutricionistas.html

      http://pensandofuerteyclaro.blogspot.com.ar/2009/07/continuando-mi-post-anterior-una-vez.html

      Como decía el General: a los enemigos... dieta!

      Saludos!!

      Eliminar
    2. Sabía que ese Cormillot...es una mentira!!! encima hace que baila tap? asi se escribe???? inmorallll.

      leí tus posts y me reí mucho y "obveamente" estoy de acuerdo...
      pero debo confesar que hace una semana estoy a dieta, rebelde sin causa????

      JA! Salutis

      Eliminar
    3. Es que uno no puede dejar de caer de vez en cuando en la trampa dietaria. Lo importante es no fanatizarse: una buena milanga con fritas o un guiso de lentejas cada tanto, te conecta con la realidad.
      Yo por mi parte, me manteng conectado todo el día: es la única manera que tengo de decir que estoy "en linea".

      Saludos!

      Eliminar