martes, 17 de enero de 2012

La mirada final


Cuando adiviné la expresión de tu rostro, sabía que no había ningún tipo de escapatoria. Yo, casi de manera infantil, creía que evitando tu mirada podría demorar el momento de escuchar las palabras tan temidas. Cuánta inocencia!

A esta altura, yo debería saber que hay momentos en la vida de una pareja que son impostergables.

Claramente yo tenía una cuota de responsabilidad en lo que te pasaba. Algo en mi actitud pesaba en esa sensación que casi te obligaba a decirlo. Esa frase que, inevitablemente, pondría punto final al momento ideal que estaba viviendo.  

Y yo que creía que los dos estábamos disfrutando juntos! Qué iluso!
Cómo pude ser tan ciego? Cómo pude no notar que vos ibas tomando distancia y que, más temprano que tarde, me harías despertar de ese idilio de los sentidos en que me encontraba?  

Sabía lo que ibas a decir. Creo que hubieramos podido soltar las temidas palabras casi al unísono.

Pero decidí callar y postergar aunque sea unos pocos segundos el dictamen de  tu voz que, como una bofetada, se estamparía en mi mejilla, poniendo abrupto epílogo a una novela de la que hubiera deseado no ver su final.

Cuando no pude más, tomé coraje y clavé mi mirada en tus ojos. Vi la expresión de tu cara y supe que había llegado el momento. Tu boca se abrió y tus labios dijeron lo que yo no quería afrontar:

-Gordo, no te parece que ya comiste suficiente? Aflojá con la parrillada, si? Y la dieta? Y los triglicéridos? Cortala, dale?

No hay caso. No aprendo nunca. Parrillada completa se come solamente con amigos.


Foto: Head in hands by Alex E. Proimos

7 comentarios:

  1. Me mate de risa al final.
    Muuuuy bueno!
    THP(II)

    ResponderEliminar
  2. Jopé Juber...yo que me esperaba una ruptura, una tristeza, un abandono.....me he partido de risa....muy ingenioso...siempre me sorprendes..bss

    ResponderEliminar
  3. Hola Huber como va?

    jajajajaja! Parrillada es con amigos!
    pero...no es lindo que te cuiden?

    besoss! :)

    ResponderEliminar
  4. Anónima conocida: muchas gracias! Que bueno tener una hermana tan objetiva (je!)

    semilla: te parece poca tristeza y abandono que me frenen en plena ingesta de parrillada completa? Abandonar a las pobres mollejitas y los inocentes chinchulines sin hincarles el diente? Eso, para mi, es una telenovela completa! Gracias !

    Karina: Todo bien con cuidarme y mi mujer en eso se especializa, pero (siempre hay un pero) la parrillada es otra cosa, no te parece? Gracias!

    Saludos a todos!

    ResponderEliminar
  5. Muy bueno, JiJi! He pasado un rato ameno visitandote y leyendote. Pronto vuelvo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marilyn. Vuelve pronto, recomienda mucho y comenta siempre.

      Saludos!

      Eliminar