miércoles, 21 de diciembre de 2011

El último que encienda la luz



Vamos a ser sinceros: Diciembre es una  mes donde la espiritualidad ambiente promedio es más alta que en otras épocas. Conjugan en este mes varias fiestas importantes: Navidad ,  Januca y Festivus. Esto sumado al fin de año, el creer que realmente el año que viene cambiaremos todo lo que hace largo tiempo venimos prometiendo modificar y la ilusión de sacarnos de encima los reveses del año que pasó nos hacen estar mejor predispuestos a dar y recibir buenos deseos.

No se cuantos de ustedes festejan Januca (pocos, supongo) pero ya que los deseos y el espíritu navideño son moneda corriente y están al alcance de todos, decidí acercar un poco de deseos y espíritu januqueño (aunque suene más a oriundo de un paraje andino que a espíritu festivo). 

Van mis 8 velas dedicadas:

1ra. Vela: a las situaciones que vivimos y nos ayudan a crecer. Hace tiempo comprendí que hasta lo que nos molesta y nos duele de alguna manera nos ayuda a crecer. Dicho en otras palabras: toda patada en el culo te impulsa necesariamente hacia adelante.

2da. Vela: para todos los que a través de una enseñanza, una idea, un consejo sano o una sugerencia me ayudaron a formarme. Empezando por mis padres y abuelos, mi hermana, docentes, amigos, colegas, jefes, referentes. Tuve la inmensa suerte de encontrarme con gente muy valiosa que, de una u otra manera, me iluminó. 

3ra Vela: va dedicada a todos los que creen sinceramente que se puede traer luz a este mundo desde el acuerdo, la inclusión y el respeto. Para todos los que viven según el principio de pluralidad, no sólo desde el discurso. Aquellos que descubren en el ejercicio de escuchar y comprender al otro, un complemento de su propio ser.

4ta. Vela: para los que comprenden la diferencia entre encender para llevar luz y quemar para destruir. Parece simple, pero los últimos días nos demostraron, una vez más, que es un poco más complejo de lo que parece.

5ta. Vela: para mis verdaderos amigos. Cada uno de ellos sabe por qué.

6ta. Vela: esta vela la dedico a los que entienden que llegar a un cargo voluntario y de honor no es un fin en sí mismo. Estas personas no abundan y lo sé por experiencia. Sobran los que usan y abusan de estos cargos vaciándolos de honor. Mis respetos a los pocos y determinados que lo hacen con respeto y vocación. A los otros… que les aproveche.

7ma. Vela: al querido, esencial siempre necesario y nunca bien ponderado sentido del humor. Porque no se puede vivir sin él y cada cosa que uno encare, si lo hace con humor, resulta mucho mejor. Pobre gente la que no se permite reírse de sí misma o de lo que hace.

8va. Vela: esta va para las tradiciones. Todas. Cada cual con la suya y todas aportando su parte para conformar esta trama humana de la que todos somos parte.

Queda una vela más. Es la vela que enciende a las otras. En mi caso, esta vela son mi mujer y mis hijos que me llenan de luz cada día y me enseñan a encontrar el brillo incluso en momentos que son o simplemente parecen oscuros. Gracias a ellos puedo celebrar esta fiesta de un modo que, más allá de milagros,  me enseña la importancia de saber recibir y aportar luz.

Se que me salió demasiado serio. No se preocupen, espero corregirlo para la próxima.

Saludos y felicidades para todos, crean en lo que crean. Los buenos deseos, si son sinceros, siempre suman.

7 comentarios:

  1. ¡¡FELICES FIESTAS, AMIGO!! Estamos buscando el árbol para dejarte el regalo y no lo podemos encontrar ¿dónde lo metiste? :-)
    Bueno, no importa, te lo dejamos en la blogoteca...HO HO HO ;-)

    ResponderEliminar
  2. Je, Je que bueno... Volveré por aquí.

    Un abrazo,

    Rato Raro

    ResponderEliminar
  3. Peques, gracias por el regalo! Feliz 2012.

    Rato: seras bienvenido.

    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  4. HUBER... ¿te acordás de los cuentos que nos prometiste en el 2011 y que nuuuuuuuuuuuuunca nos escribiste? jajaja, Bueno, venimos a decirte que te perdonamos la deuda. ¡¡Estás liberado!!

    ¡¡FELIZ 2012!!

    ResponderEliminar
  5. Noooooo! No me perdonen la deuda, obliguenme a cumplirla!! Me recuerdan, por favor, cuál era el tema de los cuentos?
    Prefiero empezar el 2012 con deudas de este tipo antes que con la culpa de no haber cumplido.

    Feliz 2012!!

    ResponderEliminar
  6. jajaja. Hemos estado pensando y decidimos castigarte así desaparece la culpa.
    Olvidate de los cuentos, ya fue...(2010) y olvidate de la invitación a la propuesta bibliopeque 2011 "Vivir la Igualdad" porque terminó, jajaja
    peroooooooooooooooooooo
    Estamos armando la propuesta Bibliopeque 2012 y ahí te queremos ver ¿estás de acuerdo?
    No, no contestes.... ya te llegará una carta documento, digo la invitación :-)

    ResponderEliminar
  7. Yo también he puesto un par de velas este año a ver que pasa!

    ResponderEliminar