viernes, 23 de septiembre de 2011

Todo tiene que ver con todo




Quisiera relatarles una cosa que me paso el otro día. Hablando de eso me llamó la atención que lindo día es hoy, parecía nublado pero de golpe salió el sol y todo se iluminó, como el tipo este, cómo era que se llamaba? Este que se iluminó y gritó “Eureka!!”… si eureka como la marca de las gomas, pero las de borrar no las de ser vedette que está tan de onda ahora. Vieron que cualquier bagayo hoy se hace la estrella. Como el satélite que se iba a estrellar contra la tierra. Tengo que hacer algo con la tierra de casa, hace unos días que no barro. Barro, eso! Se me va a llenar todo de barro si llega a llover, porque está medio como inestable. Igual que el vecino de enfrente que es un inestable! De repente se ríe, de golpe llora, a veces esta serio… Serio, lo que se dice serio es el kilombo que tienen en Europa con la economía, se les están cayendo todos los bancos, no los salva ni el Fondo Monetario. Y aunque no sea monetario quiero tener un fondo, para tener unas plantas, un jardín, aunque el que termina el jardín este año es mi hijo. Que bárbaro como crecen los chicos! Pensar que ayer nomás era un bebé. Ayer nomás, como la canción de Moris. Saben quién es, no? El de “Yo vivía en el bosque muy contento…”. Tan contento como el pibe este cuando el ganó al otro por abandono, cómo se llama? Ah, si! Del Potro. Pero el del tenis… no Rodrigo el que se mató en un accidente y cantaba cuartetazo. Igual que La Mona, pero ojo! La Mona  de cantar, no la de “dormir la mona” y hablando de dormir, hace unos días que ando con insomnio, me está costando dormirme, y si hablamos de cosas que cuestan, esta difícil ir al super. Pero a los que les va a resultar difícil ir al Super Bowl van a ser los Cowboys, pero los de la NFL no los de arriar las vacas y…

Les gustó? Ahora imaginen 30 o 40 minutos de este tipo de monólogo, sin posibilidad de contestar ni de cortar y podrán tener una idea cercana de lo que significa una conversación telefónica con mi madre.

Bienvenidos a mi mundo.