martes, 5 de abril de 2011

Dame otra Pinia



La verdad es que la noticia me cayó como un balde de agua fría: Pinia Colada, un blog de viñetas políticas y de esclarecimiento sobre Israel entró, para decirlo suavemente, en situación de stand by. 


No les puedo explicar cuánto lo lamento, no sólo porque me gustaba verlo y leerlo sino también porque tuve el honor de colaborar con un par de textos y más importante aun  porque su autor, Pepe Fainberg, es un amigo personal al que admiro por su trabajo y quiero profundamente por ser el tipo que es.


Es cierto que todos los días se cierran, se abandonan y/o se dejan de leer miles de blogs (o, como es el caso de Pensando fuerte y claro, ni siquiera se empiezan a leer!) pero en esta oportunidad no quise que las "vacaciones programadas" de Pinia Colada pasen desapercibidas.


Yo sé que lo voy a extrañar y que sus ilustraciones y comentarios van a hacer falta. 


Personajes, un diario y hasta un país ficticio, fruto de la imaginación del autor, fueron herramientas y vehículos para que, a través del humor, se lleve una visión diferente, directa y poco escuchada de un Medio Oriente del que mucho se habla y poco se sabe (y ese poco, la mayoría de las veces, es de una mediocre calidad panfletaria).


De alguna manera, ante la decisión tomada, uno se pregunta qué pudo haber hecho para evitar esta situación, o si pudo haber colaborado de manera más activa para que el blog tenga mayor difusión, pero a esta altura son todas conjeturas. Lo que sí pienso hacer es taladrarle la neurona a Pepe para que, más temprano que tarde, retome su actividad.

Pepe querido: si necesitás estas vacaciones, dale, pero volvé pronto que estamos esperando las nuevas corresponsalías de Feijoado Choripanne, el corresponsal del diario "El Tinbalés" en Sudaquia. 


Saludos!


Foto: Tropical Heat by Simone Celestino

1 comentario:

  1. gracias edy - me emociono tu post. pienso que es el cansancio nato de la neurona taladrante que se la paso laburando dos anios seguidos. yo espero que como dijo mac artur, volveremos (yo y mi neurona)
    por ahora, un respirito....
    fuerte abrazo y muchas gracias por tus hermosas palabras! es un balsamo saber que en algo el blog hizo mella!

    pepe y el pinia colada

    ResponderEliminar