miércoles, 5 de enero de 2011

Una cuestión de principios


-Escuchame bien. -le dije con firmeza- Yo no estoy para jueguitos. Esta vez las reglas las pongo yo. Ya estoy cansado de que me pasen por encima y crean que me pueden manejar la agenda. Llegó el momento de marcar los límites.

Me miró sin entender a qué me refería. Después de todo, no era muy común que le hagan este tipo de reclamos. Yo, como ya venía medio envalentonado, seguí con mi planteo:

-A esta altura yo no tengo ningún interés en responder a las locuras de cualquier recién llegado que se cree con derecho a borrar todo de un plumazo y arrancar de cero. Vos vendrás con todo tu ímpetu, con todas tus ganas y todo lo que quieras pero no te olvides que yo tengo mi tiempo aca y mi experiencia y si bien con todos los anteriores  me mantuve calladito y a la expectativa, esta vez no quiero locuras: las cosas se hacen a mi manera y si tenés ganas de cambiar algo, lo hablás primero conmigo. Nada de sorpresas, de modificaciones bruscas o algún otro tipo de locuras. Si decidís quedarte, báncate estas reglas y si no, fijate cómo hacés para irte… para irte acostumbrando, digo. Todos los anteriores llegaron con mucho ruido y grandes festejos y se terminaron yendo poco menos que abucheados y con muy baja popularidad. Sinceramente, espero que no te pase lo mismo. Aprovechá la confianza que te estamos dando y demostrá que te la merecés.

Me miró como con ganas de decir algo, pero se calló. Calculo que me vió lo suficientemente decidido como para no hacerse el loco y se mantuvo donde estaba. 

Hasta yo me sorprendía de la manera en que le planteé mis términos. No sabía cómo lo iba a tomar ni cómo iba a actuar. Por un momento pensé que se me había ido la mano y como no quería terminar la charla en un tono de pelea, le dije:

- De tus antecesores hubo mejores y peores. Por mi parte te doy un voto de confianza, mi estimado 2011 y espero que, cuando te vayas, lo hagas con mejor prensa.

Es muy temprano para saber cómo va a actuar, después de todo recién llegó hace 5 días…

Feliz año para todos!

6 comentarios:

  1. Yo agregaría: "y ni se te ocurra hacerte el boludo y que no gane el Loto, ta claro?"

    Muy bueno

    ResponderEliminar
  2. Tené cuidado y a ver si el que se tiene que ir sos vos... Yo en mi situación y a mi edad ya soy un poco mas cauto.
    Una vez puse las coasas en claro y casi me quedo pagando, no es que no haya tenido razón, pero ante semejante fuerza de la naturaleza, a veces bajamos las exigencias...
    Igual te deso que el 2011 te de a vos el doble de lo que vos me desas a mi!
    Un abrazo,
    Lalo

    ResponderEliminar
  3. Huber:
    Muy lindo post. 2011 se viene con todo en territorio Argentino...todo un quilombo.
    Un gran abrazo,
    Feliz 2011 para vos y el resto de los Huber
    Dami

    ResponderEliminar
  4. Dario: de acuerdo! Pero primero lo gano yo...

    Lalo: sabes qué pasa? uno es muy valiente en discusiones que no ocurrieron, que ya pasaron o que no van a ocurrir nunca. En el momento, no siempre se tiene tanta claridad. En cuanto a los deseos, si se cumple tendremos un 2011 excelente. Abrazo!!

    Dami: se viene un kilombo? Yo pensé que ya estaba... Un gran abrazo par vos y Feliz 2011.

    Abrazos, saludos y los mejores deseos para todos!!!

    ResponderEliminar
  5. La K es por algo en especial?? sos un tendencioso de mierda, sos un humorista monopólico...torturador...degenerado...no respetás los derechos humanos...sos antipatriota...y te falta juntarte con los gronchos...
    jejeje

    ResponderEliminar
  6. Dami, al principio no entendía a que K te referías. No, no es por nada especial, siempre lo escribí así.
    Me hiciste reir con tu comentario...

    Abrazo!!!!!

    ResponderEliminar