miércoles, 13 de octubre de 2010

Todo concluye al fin


Un día tuvimos que enfrentarnos con lo inevitable: había llegado el tiempo del final, el momento de la despedida. Vinieron, entonces, a mi memoria todos los momentos compartidos.

Una a una, como fotografías ajadas, deslucidas, repasé cada situación y cada experiencia. Pero eran sólo eso: fotografías vacías y sin sentido, vos me entendés.

Pero todo eso es pasado. Ya no vamos a vernos. Al menos, no por un tiempo largo.

Más de una vez me dijeron "No insistas, es inútil". Cuanta razón tenían! Completamente inútil...

Yo se que, con el tiempo, esta separación va a ser simplemente una anécdota y podré verlo de manera más objetiva. Estoy seguro que podré tomarlo con mayor ecuanimidad. Hoy, sin embargo, la cosa está aún fresca, teñida por la cercanía de la separación y la efusividad del momento.

Pero no me importa, no voy a medirme. Me debo este momento de sinceridad y los sentimientos que hoy están a flor de piel sé que hablarán por mí.

Quiero que lo sepas, que no lo olvides, que lleves con vos mis palabras mientras te alejás. Puede ser egoísta de mi parte, pero no quiero cargar con el peso de las palabras no pronunciadas.

En algún momento, estoy seguro, vas a sentir la necesidad de volver. Vas a querer recuperar lo que dejaste y vas a evaluar la posibilidad de desandar tus pasos.

En ese momento te pido que pienses en mí, que te acuerdes de mí y que acudan a vos mis palabras, que pueden sonar como un pedido pero son en realidad un deseo que surge desde lo más profundo del alma, crece en la garganta y se grita a viva voz:

Ni en pedo se te ocurra volver!!! 

Corrección del título: todo concluye. Al fin!!

Aclaro: los conceptos vertidos en este artículo son pura ficción. La realidad es mucho más cruda. Saludos, Dr. I (no siempre las despedidas son de una mina...)


6 comentarios:

  1. Ufffffffffffff!!! no sabes como te entiendo!! a veces, cuanto mejor es estar lejos.. no?

    ResponderEliminar
  2. Muy buenooooooo Edy!! Altamente recomendable, me haces reir muchooo!!!

    ResponderEliminar
  3. NO ESTES TAN SEGURO...
    No todo termina y en este caso específico, hasta que no me avisen por escrito que el Dr. I no vuelve, yo no festejo.

    Abrazo

    ResponderEliminar
  4. traumatica tu despedida del Dr. I!!

    ResponderEliminar
  5. Ni en pedo se te ocurra volver!!! buenisimo!!

    ResponderEliminar
  6. Anónimo: coincido. En ciertas y determinadas circunstancias, la distancia preserva la salud mental.

    Judi: me alegro. Esa es precisamente la intención y gracias por comentar y difundir!

    Mr P y Calde: por qué asumieron que me refería al Dr. I que Uds y yo conocemos? Es simple ficción... o no?

    Ruti: gracias pero, me hará caso?

    Saludos!!

    ResponderEliminar