lunes, 13 de septiembre de 2010

Hiperconectados pero con entrenamiento



No me la voy a dar de original. A decir verdad puedo ser extremadamente reiterativo si digo que vivimos hoy en una sociedad sobreexpuesta a la información. Pero en este caso lo voy a abordar desde otro ángulo. 

En todo momento, por diversos canales y saltando de un tema a otro, no paramos de recibir un bombardeo de datos, imágenes, textos, sonidos, etc. 

No es fácil pararse enfrente de semejante catarata de datos, a veces inconexos, y conseguir  entender, procesar y responder con claridad, separando lo relevante de lo superfluo. O, al menos, no colapsar en el intento.

Hablando con objetividad, no todos están preparados para la sobreinformación y su abordaje.

No se trata de más o menos inteligencia. El tema arranca por otro lado. Es más que nada, una cuestión de entrenamiento, ejercicio y preparación. En esto no difiere de muchas otras habilidades heredadas o adquiridas. Hay quienes de manera natural son excelentes deportistas (por dar un ejemplo cotidiano) y quienes, a fuerza de entrenamiento, pujanza y un grado no menor de tozudez, consiguen resultados fuera de lo común.

Yo me siento parte de aquellos que se adaptan a la sobreinformación vía el entrenamiento constante, infaltable y de alto rendimiento que llevo desde hace años. No se si también hay un componente innato. Podría ser.

Verán: mi madre es una idishe mame hecha y derecha: ella habla. 
Y cómo habla!! 
Sin solución de continuidad y con una relación muy  endeble o casi inexistente entre un tema y otro. Sólo el escucharla a diario a lo largo de tantos años me permite, incluso con alguna pequeña distracción, seguirle los vínculos aparentemente inconexos y en caso de existir una pregunta, poder ensayar alguna respuesta aceptable.

Con ese training, créanme que Internet, mails, redes sociales varias, radio, TV, celulares y todo lo que le quieran agregar es un simple jueguito para amateurs. 

Al que no me crea le paso el teléfono de mi madre, a ver si aguanta más de 5 minutos siguiéndole el hilo y entendiendo dónde engancha un tema con otro.

Ahora que lo pienso… interesante idea para un programa de juegos, no?


Agregado importante 
Hoy, un día después de haberlo escrito, confirmé el texto en su totalidad: Tuve una sesión de entrenamiento de 45 minutos con mi coach de hiperinformación, donde pude insertar 7 palabras aisladas y 2 respuestas que concatenaban perfectamente con el tema expuesto.

1 comentario:

  1. Se agradece Huber, pero tengo mi propia "entrenadora personal"...
    No por nada el creador de Feibu es Zuckerberg.
    Ahora entiendo tantas cosas!!!

    ResponderEliminar