viernes, 6 de agosto de 2010

Ser o no ser...




A medida que vaya agregando días en el diario los voy a ir copiando también en la pestaña "Diario dietario" que pueden encontrar en la parte superior del blog (o haciendo click aquí)
  • Día 4 - Jueves 5 de Agosto


No hubo forma, lo estiré y lo postergué pero me tuve que subir a la balanza. Oprobio: la muy turra acusó 102 kilos. Hacía falta?? Y eso que soy cliente. Yo, a alguien que conozco de hace tanto, un pequeño descuento le hubiera hecho. 
Lo bueno es que falta toda una semana para volver a subirme, ver su redonda cara y soportar como esa puta aguja va recorriendo los distintos números haciéndome sentir una coupe deportiva de alto rendimiento: de 0 a 100 en un par de segundos...
El mate sigue firme a mi lado. Gran invento y mejor compañía. Lástima que también sigue junto a mi el zoo laboral que me rodea. 
Alguno se inspiró y me acompaña en esta cruzada? Vamos, gente, que la soledad dietaria es triste.

  • Día 5 - Viernes 6 de Agosto
No entiendo. Esto no está funcionando. Hoy ya hace 5 días que estoy con la dieta (completita, respetada, sin permisos extras) y todavía no estoy esbelto, hercúleo y apolíneo. 
Asi como veo las cosas, me parece que voy a tener que empezar con... arrancar con... hacer un poco de... (me cuesta incluso escribirlo) ACTIVIDAD FÍSICA. Justo yo que mi deporte preferido es el zapping, siempre y cuando funcione el control remoto.
De todos modos, hoy no me puedo hacer el loco. Mañana cumplo años y no me pienso privar de la torta. Sólo espero que como efecto sorpresa no se le ocurra a mi mujer darme unas galletas de arroz con una velita. 
Mañana les cuento cómo lo vengo manejando.

Os saludo, compañeros y hasta la achicoria siempre!!!!