lunes, 5 de julio de 2010

Otros 4 años?



No soy futbolero. Eso ya lo dije en repetidas oportunidades, pero siempre es divertido imaginar la cara de la gente cuando lo lee. 

De todos modos, un Mundial nos acerca a todos a ver por lo menos los partidos de la Selección. Este Mundial no fue la excepción. Vi los partidos y, más allá de mis opiniones personales acerca del DT, esperaba que se llegara más lejos. No se dio.

En mi caso sería un “no se dio y punto”, pero sé que en la mayoría de los hogares no es así. Hay una especie de vacío y de agonía masoquista pensando en los 4 años que faltan. Cuatro años!!! 48 meses!!! Cómo lo van a soportar??

Tantas esperanzas y todo parecía tan claro. A priori parecía impensable no planificar 4 años de alegría y deleite. Teníamos todas las oportunidades en nuestras manos!! Se nos presentaba una oportunidad única en años y no la íbamos a aprovechar? 

Y así fue como cientos miles de hogares argentinos apostaron a esa alegría planificada. El problema es que el final (anunciado?) llegó tan de golpe que no se pueden recuperar. Miran los resabios de ese festejo anticipado y no saben cómo van a hacer para que duela menos. 

Todos los que sufrieron de la fiebre mundialista y de entusiasmo a largo plazo miran hacia delante y ven 4 años de una mezcla de bronca y resentimiento. Sobre todo ahora que la fiebre, lamentablemente, se curó con 4 dosis de una conocida aspirina alemana.

No es un tema de banderas. Siempre podemos usarlas. Las camisetas, digamos que también. Ni que hablar de las graciosas trompetitas, rebautizadas como vuvuzelas,  que tan bien les hacen a nuestros oídos y nuestros nervios.

No, no es nada de eso. Lo que más duele, lo que más jode, lo que más preocupa son esas putas 48 cuotas que quedan para pagar el LCD. Ese que, cada vez que llegue el resumen de la tarjeta, va a doler pagarlo. Peor aún, ese que cada vez que se encienda, va a tener un cartel en pantalla,  casi más real que imaginario, que diga “Alemania 4 Argentina 0”.

Salir del Mundial en cuartos de final, a la larga uno lo digiere, pero las 48 cuotas que faltan para pagar el plasma... esas sí que van a ser difíciles de digerir. 

9 comentarios:

  1. Muy bueno, Huber, yo por suerte me compré una Spica en 36 cuotas, pero igual, cada vez que la prendo, escucho la voz de González Oro diciendo "Alemania 4 Argentina 0", aunque ahora que lo pienso, soportar eso tres años va a ser más irritante que la leyenda en la pantalla.
    Más allá de esto, qué fiestas que se arman con cada partido, cómo se programa, cuánta energía se pone (en tu casa, en la mía, reservamos mesa en tal café, llevá el pañuelito de cábala, sentáte ahí, habría que ponerlo a Pastore, etc.), señal de que este es un mundo con pocas posibilidades para la fiesta, la reunión, la celebración, y hasta se podría pensar que la Selección y el Mundial son las únicas excusas perfectas para eso, y quizás entonces, a falta de algo mejor, la espera por cuatro años de algo tan azaroso, ratifique esa necesidad de juntarnos y festejar. ¡Hagamos un asado muchachos, aunque sea los seguidores de este blog, y el que se lo compró, que lleve el plasma de 42' para ver los goles del Mundial ´86!

    ResponderEliminar
  2. Me encantó!!
    Desde el sábado estoy pensando en esos pobres ilusos que se engayolaron con 50 cuotas para... que la mujer vea la novela!!!!

    Siga asi, Huber.

    ResponderEliminar
  3. Adhiero y festejo la ocurrencia.

    Por qué no escribís de las toneladas de boludeces que se dicen ahora post mundial?

    Abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Bien por nosotras que ahora vamos a ver Sex & the City en 32 pulgadas!!!!!

    Muy buen blog.

    Voto con ovación

    ResponderEliminar
  5. Sana envidia para con tu esposa que tiene a un no futbolero a su lado!!!
    Aunque pensandolo mejor, se quedo sin plasma para ver sus programas...

    ResponderEliminar
  6. Jajajajá si seremos boludoas los Argentinos, cierto que dolió la derrota pero supongo que es más la tristeza de no tener nada que festejar en la Argentina, ni siquiera "lo bien que nos iba" según Maradona, para la proxima ; manos soberbia del DT y más concentración sin tanta joda como contaron los que estaban en sudafrica, saludos de las LoBocAs de BsAs.

    ResponderEliminar
  7. Carlos!!!
    Mientras podes utilizar la Spika para escucharte una radionovela de Oscar Casco... por suerte la terminas de pagar antes del próximo mundial.
    Vamos con el asado!! Aunque estoy en desacuerdo con algo: siempre hay posibilidades de fiesta y encuentro, el mundial agrega un ritual ornamental.

    Diego: hay algunas mujeres muy contentas ahora, pero que se banquen las caras de ojete al llegar el resumen de la tarjeta.

    Leo: voy a pendsar en el tema pero son tantas las boludeces que sería un articulo demasiado largo para soportar.

    Jabru: gracias pero ojo con la situación descripta en la respuesta a Diego...

    VaniVan: ser comparado con las ventajas prácticas de un LCD no le hace muy bien a mi ego y menos si el LCD resulta mas interesante.

    brujaMar: menos soberbia del DT Maradona?? Lamento decirte que los reyes son los padres... digo para ir destruyendo las ilusiones de a una.

    Saludos y gracias a todos!!

    ResponderEliminar
  8. No me hables del tema de las cuotas... me quiero matar!

    ResponderEliminar
  9. No te mates, Dario, pensa que vas a seguir pagando cuotas cuando ya ni siquiera tengas la tele. No se si eso te hizo sentir mejor, peeero...

    Saludos!

    ResponderEliminar