miércoles, 23 de junio de 2010

Simples promesas




El mundial generó en muchos argentinos una fiebre de promesas “si Argentina gana”.

Esta fiebre, tengamos un poquito de memoria, la comenzó ni más ni menos que el DT de la misma selección, Diego Maradona: prometió que, de ganar la copa, se pone en pelotas en el obelisco. A partir de esta declaración, cientos de seguidores decidieron sumarse a la apuesta con promesas entre ridículas y descabelladas.

Una de ellas, Luciana Salazar, optó por sumarse al desnudo público del Diego. Creo que alguien se olvidó de explicarle que la idea es hacer algo inusual, no lo de todos los días…

Por citar algunas de las promesas que se hicieron públicas, hay quien prometió casarse con Bilardo, quien dijo “me hago puto y que me den cuerda en el obelisco (sic)”, quien prometió ir de rodillas a Lujan (ay!) y varios etcéteras más. Tantos son los que se sumarían al desnudo público que el desparramo de carne podría ser de proporciones bíblicas. 

Mi opinión es que si Argentina vuelve con la copa, va a ser muy divertido escuchar las excusas que van a inventar para explicar por qué no cumplieron las promesas hechas con tanta pasión y tan poca visión.

Yo, personalmente prefiero no hacer este tipo de promesas. Sería muy triste, si me sumo al desnudo del Diego, por ejemplo, encontrarme con los fotógrafos. Pero no los de  Gente o Paparazzi: en mi caso vendrían los de “Chacra y campo moderno”. Aunque, pensando mejor, en una de esas mi momento de gloria no está ni en el stand up ni en el blog sino en la Rural. Todo sea por los 15 minutos de fama!

Volviendo un poco a las promesas, convengamos que su razón de ser es pedir algo que uno considera difícil que ocurra. Una especie de pedido de servicios a [inserte el nombre de la Divinidad que corresponda] con promesa de pago diferido como contraprestación. Y no nos olvidemos que a menor probabilidad de ocurrencia, sube el “precio”: más extrema la promesa a cumplir. 

Vale decir que, o bien para el DT lo de ponerse en pelotas en el obelisco es algo usual, o le tiene muy poca confianza a su propia selección...

Fea la actitud!! No les parece?

12 comentarios:

  1. EXCELENTE COMENTARIO!!!!!! pero además qué lindos, tiernos y rosados morros los de ese bicho!

    ResponderEliminar
  2. Gracias Amaryllis, pero me va a hacer sonrojar con su comentario!! Seguro que a todos les dice lo mismo... y yo que pensé que los primeros planos no me favorecían.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. El nivel de pelotudes llego tan alto, que me asombra que nadie haya prometido tocar la marcha peronista, tocando la bubuzela con el orto !!!!!! o no ?

    ResponderEliminar
  4. Sabes, Gabi, ahora que lo decis... es una buena idea para Fort!!

    ResponderEliminar
  5. Huber!!! si Argentina gana el mundial yo me garc_o a Luli Salazar...
    Dami

    ResponderEliminar
  6. Dami, o te tenés mucha confianza o muy poca a la selección. Eso si: cuidado con las promesas que después hay que cumplir o justificar...
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  7. ...pero Huber, es que sus atributos son irresistibles... No debo seguir agregando nada más, pero esos ojos"...

    ResponderEliminar
  8. Es que uno tiene, lo quiera o no, las "6 manzanas" (a.k.a.: six apple)

    ResponderEliminar
  9. Jua!!! Si se te ocurre sumarte a la promesa de Maradona y ponerte vos también en pelotas en el obelisco, te pido encarecidamente que nos chifles, que vamos a ser varios lo que vamos a ir a sacarte fotos! Ayyyy...Ya me estoy diviertiendo de antemano.

    ResponderEliminar
  10. No, no... no es por el momento un tipo de promesa que este dispuesto a prometer y mucho menos a cumplir. Como escribi antes: los fotografos de la revista Chacra me intimidan...

    Saludos!

    ResponderEliminar
  11. A ver si para la próxima las promesas sean si NO salen campeones. Por ejemplo, Diego podría prometer que si pierde no habla nunca más en público, o Luciana se mete de monja. De esa manera ganamos todos independientemente del resultado.

    ResponderEliminar
  12. Franco: Tu propuesta de la promesa de callarse de Diego me ilusiona... ojalá lo prometa. En cuanto a Luciana, con tal que se calle u oculte su nueva dentadura, alcanza. Ahora, el tema que hayan hecho tantas promesas ridículas, es por que evidentemente, se la veían venir.
    Saludos!!

    ResponderEliminar