jueves, 28 de enero de 2010

Implementación práctica de proyectos




Cualquier persona que desee implementar un proyecto con un mínimo de seriedad, examina los pasos necesarios para hacerlo. 


Ríos de tinta se han escrito acerca de los mencionados pasos. Diversas teorías (algunas opuestas, otras complementarias e incluso algunas con orientación específica al tipo de proyecto del que se trate) han acompañado históricamente a implementadores varios, desde un simple  cambio en un proceso menor hasta proyectos que insumen millones de dólares y miles de personas involucradas.  


En otro intento de acercar a mis lectores una visión más ajustada a la realidad diaria de las organizaciones, les traigo lo que, a mi leal saber y entender, es el resumen práctico de los pasosa tener en cuenta ante la implementación de cualquier tipo de proyecto.


No tomar en cuenta alguno de los pasos puede resultar en el fracaso del proyecto de quien lidere el mismo.


Los pasos son:
  1. Entusiasmo inicial.
  2. Desencanto posterior.
  3. Incredulidad por la decisión tomada.
  4. Desesperación ante la inminencia de la fecha límite.
  5. Búsqueda del culpable.
  6. Castigo al inocente.
  7. Gloria y honor a los no participantes.

No hace falta que me lo agradezcan. Sólo aprendan dónde pararse. Steve Jobs debería haberlo leído antes de embarcarse en el proyecto IPad.


Foto:  BSOD by lilit

2 comentarios:

  1. Yo nunca zafo de ser uno de los "si participantes" y, la mayor parte de las veces, suelo ser el "inocente".
    Muy bueno el blog.

    ResponderEliminar
  2. Parece un manual escrito para el obsecuente de tu otro post.
    Reconoce que al final le tenes un poco de afecto (sea quien sea). Juas!!

    ResponderEliminar