miércoles, 27 de enero de 2010

Fiaca pro nobis




Hoy me levanté con una clara tendencia hacia el ocio creativo. O, para ser riguroso,  simplemente hacia el ocio. Entonces me puse a pensar en temas trascendentales relacionados con nuestra propia naturaleza humana y las raíces religiosas de determinadas costumbres.


Analizando entonces las pruebas fehacientes que los textos bíblcos nos aportan,  sabemos que Dios creó el mundo en 6 días. Vale decir que se pasó casi una semana dándole a la “Maquinita de crear”. Por simple lógica, en algún momento le tendría que haber agarrado un ataquecito, por mínimo que sea, de fiaca o cansancio o similar.


Por otra parte y en base a las mismas verdades irrefutables, tenemos que el hombre fue creado a Su imagen y semejanza. Me permito dudar que la fiaca quede excluida de esa semejanza. Semejante característica de grandeza debe ser de origen divino.


Ergo (suena bien, casi con rigor científico), deberíamos suponer que en el momento de la Sacra Fiaca, hizo un break, paro un cachito, aunque sea para pensar como venía saliendo la cosa.


A qué viene todo este análisis con base en textos y datos que son, a decir de los rigurosos analistas de los textos bíblicos, verdades absolutas?


Viene a que el miércoles es un día complicado. Está justo en el medio y te cae encima todo el peso de la semana. Entonces: cuando el Todopoderoso creó el mundo, no podemos asumir (o interpretar con rigor cuasi dogmático) que la fiaca le dio al llegar el miércoles? Y entonces, no les parece que el miércoles deberíamos tomarlo como un día libre? Lo propongo como una forma extra de rendir homenaje al Creador y a su creación, de la que somos parte protagonista.


Todo en honor al Todopoderoso, claro.


Amén!


2 comentarios:

  1. yo debo ser de otra raza porque tengo comportamientos levemente diferentes a los descriptos el los textos del Huber.
    A saber:
    - Lunes: Recién empieza la semana, nivel máximo de fiaca, mejor laburar poco para no estresarse desde el primer día
    - Martes: Hay que empezar a moverse sin embargo siempre surge algún trámite urgente (que debería haberse hecho el Lunes) u otro tipo de excusa que hará el horario de trabajo mucho más corto
    - Miércoles: Se terminó lo que se daba, hay que trabajar, todos reclaman resultados y no se puede evadir la responsabilidad
    - Jueves: Esperando el viernes, el día jueves se trata de trabajar lo necesario, y terminar temprano para aprovechar a descansar, o algún after office
    - Viernes: Para qué voy a trabajar? zafo todo el día y ya viene el fin de semana, el intocable y venerado fin de semana que me dará el merecido descanso hasta el próximo Lunes cuando lentamente comenzaré el entrenamiento semanal para llegar al Miércoles en excelentes condiciones
    Dami

    ResponderEliminar
  2. La fiaca es válida! Es cosa de no estresarnos demasiado y poder disfrutar de momentos especiales que sino los perderíamos...!

    ResponderEliminar