martes, 15 de septiembre de 2009

La rebelión de las máquinas


Yo soy una de esas personas que se apasiona por la tecnología y sus novedades sin llegar a la categoría de geek (supongo que sólo por una cuestión de presupuesto).

De ahí que considero como un avance cualquier "chiche tecnológico" que surja y toda mejora en el nivel de autonomía de cuanto aparato este a nuestro servicio. Pero este es el punto central: a nuestro servicio.

A que quiero llegar? Simple: si hay algo que me causaba gracia, luego un poco de hastío y ahora bastante cansancio es la frase "la máquina no me deja...". Y aquí se puede completar la oración con la actividad que más les guste: imprimir, mandar un mail, agregar un archivo, etc.

Por lo general quienes se escudan en esta naturaleza autocrática de las PCs, o cualquier otro elemento tecnológico, son personas a las que un control remoto con mas de 3 botones puede poner en un aprieto. Recuerden el algoritmo básico del manejo de la tecnología: mas de un botón por neurona y la persona colapsa.

Convengamos que no es de buen compañero prohibirle a alguien trabajar tranquilamente. Sobre todo si sos una computadora. Con que derecho le coartan a alguien la libertad de hacer su taréa y desarrollarse en su ambiente de trabajo?

Yo, lo que les recomendaría es que lo hablen. En una de esas, un aparato que tiene la capacidad de "no dejarte" hacer algo, puede llegar a entrar en razones. Como dice la sabiduría popular, hablando se entiende la gente. Aplicará también a los aparatos (ambos)?

No se dejen pisotear por una máquina: charlenlo, explíquenle sus razones, traten de llegar a un acuerdo y sobre todo, cuando lo hagan, avísenme que quiero verlo!!


Sólo espero que mi PC no se sienta ofendida por lo que escribí y que cuando quiera publicarlo "no me deje".


No hay comentarios:

Publicar un comentario