lunes, 3 de agosto de 2009

Quién peló las semillitas?


Vamos a aclarar algo: las semillitas de girasol vienen con cáscara. Es parte de su personalidad. Sacarlas sin cáscara es como sacar a una persona en pelotas a la calle sin su consentimiento.

Mas allá de los sentimientos de las pobres semillitas, hay una larga tradición de pelar las semillitas dentro de la boca que, además, genera un equilibrio adicional: el esfuerzo extra de pelarlas compensa las calorías de comerlas. (*)

Pero hay un tema que me preocupa más: quién pela las semillitas? Todos sabemos que la forma correcta es meter las semillitas en la boca y con un ligero movimiento de los dientes, se extrae la semilla y se escupe la cascarita. Quiere eso decir que el “pelador de semillas” realiza esta insigne tarea sin disfrutar del placer de ingerirlas? Recuerden que las semillas vienen bien cargaditas de sal, no será que por un lado nos venden las semillitas y por otro venden el servicio como una alternativa no invasiva al colágeno en los labios? Porque es vox pópuli que después de un rato de “semillear” los labios te quedan tipo morcilla hiperdesarrollada.

De todos modos, le tengo un poquito de idea a esas semillitas sin cáscara. Yo prefiero pelarlas por mi cuenta, hacer el esfuerzo y disfrutar del trabajo realizado.

Además, no conozco a esa persona que se amorcilló los labios en bien del prójimo y, para ser sincero, las épocas y las distintas epidemias/pandemias reinantes no dan para ir recibiendo fluidos anónimos de manera tan alegre, no?

Saludos y a pelar semillitas.

He dicho.

(*) No estoy seguro que sea asi pero por lo menos ayuda a vender la idea.

1 comentario:

  1. Lo mejor de pelar las semillitas es hacerlo con amigos en una plaza..... costumbre moisesvillense que se extra;a! Saludos a todos! Ariana

    ResponderEliminar