martes, 25 de agosto de 2009

Que onda?


Hubo una época donde, al llegar a algún lugar de vacaciones, los atractivos se centraban en las bellezas naturales de la zona. Cataratas, glaciares, sierras, montañas y otros etcéteras eran el motor sobre el cual competían los distintos centros vacacionales para atraer al turista.

Hoy, y créanme que me paso varias veces en distintos lugares, se basan en un aspecto más intangible y claramente indemostrable del lugar: las “energías positivas”.

Les pasó? Cada pueblito de nuestro querido país compite por tener la mayor concentración de rocas de cuarzo que, según los expertos “ondólogos” son las que generan una energía positiva que se traduce en el bienestar que experimentamos al visitar el lugar. Ese lugar y no otro. Porque encima, se hacen competencia y todos se arrogan la exclusividad de estas rocas macanudas. Buena onda las piedritas, no?

No quiero parecer escéptico: soy escéptico, en lo que a “piedras con buena onda” se refiere. Yo entiendo que puedan tener muy buenas intenciones pero a la larga, no les parece raro que nos den energía positiva justo a nosotros?

Y van mas allá: también actúan como una especie de imán para extraterrestres que cada 2x3 aterrizan en nuestro planeta, más específicamente en Córdoba… Hecho que me hace dudar si los extraterrestres vienen por las piedras, para conquistar el planeta, para esclavizar a la raza humana o por el Fernet y la Mona Jimenez. Yo por mi parte tengo mi teoría pero no les quiero arruinar el negocio a los amigos del Uritorco.

Llegado el caso y si tuvieran energía tan poderosa como para modificar nuestra actitud, atraer extraterrestres y alterar el equilibrio energético del área que las rodea, no nos hubieran manipulado ya para que les rindiéramos culto? No estaríamos a esta altura adorando al “Dios Piedra”?

Y espero que en este momento las piedras no estén leyendo el blog. A ver si se les ocurre que quieren sacrificios humanos…

Cualquier cosa, si no vuelvo a postear, ya saben quién (o mejor dicho “qué”) está atrás de eso.

Buena onda, gente! (será por eso que me dicen que tengo cara de piedra?)

No hay comentarios:

Publicar un comentario