miércoles, 22 de julio de 2009

Reivindicación de la puteada


No putees! (Por qué?)

Es de mala educación! (Y? Sacarse un moco también y esta lleno de gente que lo hace en cada semáforo)

Qué ejemplo les das a tus hijos? (Que es mejor no quedarse con la bronca encima)

Te ponés nervioso al pedo! (Mentiiiiiiiira! )

No te das cuenta que te altera mas? (No. Por lo que pude notar, no)

Basta de tanta hipocresía. Me encanta putear cuando algo me enoja. No sólo que me encanta sino que me relaja muchísimo.

Por suerte el idioma español nos da un sinnúmero de alternativas para poder descargar esas tensiones internas que tanto mal nos hacen.

Más allá de la palabra específica, hay un montón de ayudas, apalancamientos y refuerzos idiomáticos que hacen que la mera puteada original pase a ser sólo una leve caricia verbal. Me refiero, claramente a “re”, “recontramil”, “la recalcada” y otras delicias sin demasiada base literaria pero que generan una riqueza idiomática difícil de igualar.

Tuve, por suerte, la opción de intentar putear en otros idiomas y créanme que ninguno de los que pude probar me dio siquiera una mínima parte de la satisfacción que la argentinísima puteada. Cuánta riqueza! Cuánta libertad de creación! Es, podríamos decir, un área abierta a la franca creatividad del usuario.

Una de las mayores críticas a esta “verboterapia extrema” es en el momento del manejo. Es el espacio reservado al típico reclamo familiar. Por qué? No se dan cuenta que, en el momento de rajar una puteada, nos liberamos de toda esa tensión que teníamos? Que automáticamente se nos pasan las ganas de cagar a patadas al que se nos acaba de cruzar a milímetros de hacernos pelota?

Cuando estamos trabados en uno de esos embotellamientos interminable, no es acaso la puteada la que permite liberar la energía negativa contenida? Y cuando, finalmente, notamos que ese embotellamiento era por esa caterva de pelotudos que pasaban a 10km/h para ver si en ese choque veían sangre, no les nace, casi naturalmente, el completo catálogo de improperios reales, imaginados o recién inventados, para entregarlos como saludo fraterno a todos ellos? Una especie de “Para vos, de mi con todo mi yo” pero un poco mas efusivo…

No nos contengamos más. Salgamos a la calle sabiendo que, en el momento indicado, la puteada liberadora saldrá a la luz y nos hará libres.
Y al que se oponga lo mandan a ……………………………………………………………
……………………………………………………………………………………… (el autor gentilmente cede este espacio para dar rienda suelta a la creatividad del lector).

5 comentarios:

  1. fantastico ¡¡¡¡¡¡¡ real

    ResponderEliminar
  2. TOTALMENTE DE ACUARD "LA PUTA QUE LO RE MIL PARIO"!!!!

    ResponderEliminar
  3. Jjajajajaa.... mirá vos usamos la misma imagen ¡¡¡ che no sabia perdon ¡¡¡¡ Yo creo que no vale la pena recurrir a abogados y esas cosas ¡¡¡ Cambio la mia y listo ¡¡¡ jejjejejejeje. Tampoco nos vamos a andar puteando como dos guarangos ¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  4. Joe, no hace falta que cambies nada. Me llamó la atención que hayamos llegado a la misma imagen, nada más. Brasevistolopariocarajo, sunescandalunabuso!

    ResponderEliminar
  5. gracias por incluirme....seguiré leyéndote...besos

    ResponderEliminar