domingo, 19 de julio de 2009

18J - 15 años después


En este post decidí dejar de lado el humor. Ayer se cumplieron 15 años del atentado terrorista a la sede de la AMIA.

Aquel 18J, para cada uno de nosotros, tiene un recuerdo especial y muy personal. Qué hacíamos en ese momento? Dónde estábamos? A quién buscábamos durante esas primeras horas? No importa cuantos años pasen. Todas estas preguntas tienen para nosotros respuestas claras.

Muchos hablan de reconstruir la Memoria. No lo necesitamos. Mal se puede reconstruir lo que no se destruyó. La Memoria, a todos aquellos que aún nos sentimos golpeados por ese atentado, nunca dejó ni dejará de acompañarnos.

Es la justicia la que necesita ser reconstruida. La que debería comenzar a hacer honor a su nombre y dar muestras de una intención real de acercarse a la verdad y condenar a los culpables.

Sin eufemismos, sin medias tintas, sin posiciones políticamente correctas: todos los involucrados son asesinos. Una inmunda caterva de asesinos que planificaron, ejecutaron, colaboraron y, por estúpida convicción o por un puñado de dólares, hicieron lo que hicieron. No nos confundamos con los discursos de funcionarios (o funcionales?) que intentan enredarnos en laberintos discursivos para esconder y disfrazar a estos grupos de asesinos como simples “entidades de ayuda social”. Ya estamos grandes para semejante infantilismo político.

Lo que nos es común a todos los que estamos comprometidos con la verdad, es la necesidad de saber realmente qué pasó, quién lo hizo, dónde están los culpables y cuándo serán juzgados...

Hasta ese día, continuaremos nuestro camino manteniendo la Memoria y exigiendo justicia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario