domingo, 21 de junio de 2009

Ah, la comunicación!!


Me mandaron un mail. Mientras leía el mail me empezó a sonar esa alarmita enervante que indica que alguien me quiere contactar por el MSN. Esto generó que, mientras leía el mail que me había llegado, que incluía un link a un video “imperdible” de youtube, comenzaba a chatear por MSN. Hasta acá, todo tranquilo, pero justo en ese momento, sonó mi teléfono. Era un amigo para hablar de algún tema que, por lo menos para él, era muy importante y no podía esperar.

Ya, a esta altura mi posición comenzaba a ser un tanto incómoda: ambas manos en el teclado. Alternando entre el mail y el MSN y mi cuello ladeado a fin de mantener el auricular en una posición que me permita continuar hablando.

De golpe, y sin aviso previo, sonó mi celular. Rapidamente noté que, por suerte, se trataba de un SMS, lo que me permitía con un rápido cambio de manos, mantener mi actividad en la compu y leer/contestar el SMS. Que se entienda: si te mandan un SMS no te queda otra que contestar rápido, de otro modo sería muy descortés.

Cuando creí tener todo bajo control, vino lo peor: Skype!! Nooooooooo!!!! Y ahora? Encima era una comunicación con cámara. OK, pensemos rápido… Ya está! Pongo la cámara medio de costado para no aparecer como si ya tuviera la tortícolis que me esperaba dentro de unos minutos, sigo alternando entre chatear, contestar mails, mirar el video de Youtube y contestar los SMS que se siguen sucediendo (pregunta: los SMS no eran para mensajes cortos y rápidos?). Volvemos a tener un mínimo de equilibrio.

Pero lo bueno no dura para siempre. De golpe mi celular me empezó a bombardear: mientras seguían entrando SMS, llegaba una llamada y, gracias a que puedo recibir mails por este endemoniado aparatito, también eso ocurría. Y ahora? Creatividad!! Pongo el teléfono y el celular en manos libres. Con un poco de buen entrenamiento cualquiera puede ir alternando los “mute” de los 2 teléfonos. Mientras, con la celeridad y la maestría de los chinos que giraban los platitos en el circo, uno va contestando mails (de la compu y el celu), respondiendo los SMS, mirando el videíto, chateando en MSN, respondiendo el llamado de Skype y prestándole atención a la radio por Internet que, sin que le preocupe todo lo que estamos haciendo, sigue hablando sin parar.

De golpe me di cuenta que ya era hora de postear algo en mi blog, en el que hacia como 2 días que no escribía nada nuevo. Una vez escrito, corregido y publicado tuve que publicarlo en Facebook, para que mis “amigos” se enteren y puedan entrar. De paso miraba que estaban haciendo, pensando y/o posteando algunos de mis contactos.

Para este momento , el mail no paraba, seguía mirando videos de youtube y como mi vieja me mando un mail, tenia que ver el Power Point que adjuntó (como dice mi amigo Wally, a determinada edad no se mandan/reciben mails, solo Power Points), mientras tanto mantenía 4 chats simultáneos en MSN, mandaba SMS, le contestaba a mi amigo en automatico por teléfono, a mi mujer por el celular, en el que también llegaban mails, hablaba con mi hermana por Skype, ponía a tiro mi blog, actualizaba y me actualizaba en Facebook, sin olvidarme de MySpace, Twitter y Linkedin… BASTAAAAA!!!!!

Por que no me dan un espacio para respirar?? No entienden que necesito un poco de tranquilidad?? No, no lo entienden y yo no se como comunicárselos…

2 comentarios:

  1. Felicitaciones por su habilidad en el manejo de tanta tecnología. EJEMPLAR!

    ResponderEliminar
  2. No se confunda Amaryllis, quise manejar la tecnología... pero choqué.

    ResponderEliminar